type='text/css'/> Dos Corazones-Raxx: Lo quiero oír de tu boca

Últimas Reseñas

Titulo de la entradaTitulo de la entradaTitulo de la entradaTitulo de la entradaTitulo de la entradaTitulo de la entradaTitulo de la entrada

sábado, 14 de septiembre de 2013

Lo quiero oír de tu boca


¡¡Hola!!
Hoy traigo una nueva entrada para otra sección que tenía algo abandonada. Poco a poco voy despertando cada sección con nuevas entradas en las que añado cosas nuevas. En este caso he añadido un logo a la sección y a partir de ahora aparecerá siempre que publique algo en esta sección.



Los quiero oír de tu boca


Llegué a mi casa después de un día gris y agotador.
Entré en el vestíbulo y no pude mirar, no quería observar ni recordar.
La carta que descansaba dentro de un sobre grueso, ya abierto, en la mesilla de madera oscura con un cajón medio roto y dos patillas que aguantaban el peso de este.
Una manta de polvo bañaba la pequeña mesilla haciéndolo parecer más oscuro y con la madera podrida.
El sobre que en su interior tenía la carta, era de esos que son caros y que se venden en los museos. Era grueso y de color grisáceo, fácil de ensuciar y de aspecto delicado.
Por detrás del sobre ponía, escrito con tinta de color negro y con letra cuidadosa y medida, mi nombre. Eva.
Al recordar aquello un dolor intenso surgió de mi interior, como agujas alargadas bañadas en plata clavándose en mi pecho dejándome inmóvil.
Las gotas saladas, provenientes de mis ojos, ya descendían una detrás de otra por mi mejilla y se colaban por entre mis labios y saboreaba el salado dolor que producía mi corazón, pero yo seguía con la mirada clavada en el suelo.
<<-Adelante-Una voz en mi interior me habló y luego desapareció junto al silencio>>
Me sequé las lágrimas que seguían descendiendo y cogí, con manos temblorosas, la carta.
El papel de la carta era lo contrario que el sobre. Era fino, escrito a ordenador y el papel era de color crema.

”1 de mayo de 1998, a las 21:00 horas.
Phill, has cambiado mucho en los últimos días, te he notado extraño… Como si me evitaras. Dime una cosa y se sincero porque me duele tu conducta, ¿Estás con otra mujer?
                                                                    Una persona que te quería, Eva.”

Lo había escrito la noche primera de mayo. Andaba triste y tenía motivos, para encerrarme en mi casa. Matías estaba muy extraño y unas horas después de enviar la carta, recibí una que era la misma que yo le había enviado. Solo ponía con tinta negra “Si”
Al leer por primera vez aquel “Si” me quedé petrificada y una punzada me recorrió el cuerpo.
Era la quinta vez que leía aquella palabra y algo en mi interior me impulsó a hacer un pequeño acto de valentía.
Al día siguiente, el sol emanaba los primeros rayos de luz y poco a poco se iba asomando por el horizonte.
Salí de mi casa totalmente decidida y me encaminé hacia el puerto.
El puerto era pequeño y viejo. Todo a su alrededor olía a mar y había una pequeña brisa marina.
Había un barco de pesca de color rojo y en letras grandes y blancas, grabadas en el barco, ponía: PC.
“PHILL’S COMPANY”
Lo busqué por todo el puerto y no lo encontré pero más tarde me dijeron que se había ido con su mujer.
Me sentí mareada y el odio se apoderó de mí sobresaltándome.
Me sentía rara, amarrada a este puerto de incertidumbres y el pecho me dolía, como una astilla de mástil de barco atravesándome el alma.
Simplemente quería que me pidiera perdón, quería oírlo de su boca partida por donde escapan los besos. 
Besos que una vez me dio a mí y que ahora daba a otra mujer.


Este fue un relato que escribí hace ya un tiempo y lo he querido compartir con todo. Lo he retocado mínimamente para corregir algunas imperfecciones. Me inspiré en una canción que a mi me gustaba mucho cuando era pequeño y lo veía de esta manera. Trágico.

Espero que os halla gustado.

Un abrazo,




3 comentarios:

  1. Hola, Raxx ^^
    Me gusta mucho tu relato, pero a la vez lo encuentro algo difícil de comprender.
    Vale, no difícil de comprender, sino un poco mal expresado.
    No sé por qué me da esa impresión, pero aún así me ha gustado.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!!
      Gracias por tu comentario y respecto a lo de mal expresado... Puede ser, la verdad. Gracias por ser sincero :P

      Eliminar
  2. ¡Hola! :)
    Suelo leer tus reseñas, pero casi nunca te comento, a partir de ahora intentaré hacerlo más a menudo. Me gusta mucho el logo de la sección, yo también he pensado en empezar a subir relatos en mi blog muy pronto. Sobre el relato pienso que está bien, pero quizá te hayas enrollado un poco al principio. Y, aunque desde la mitad el final es previsible, esto no le quita emoción. Es muy bonito.
    Besos,
    Pensamientos de Adolescencia

    ResponderEliminar